Blog

Compra en blanco llega al 10% del total de ventas: ojo con la póliza del seguro

besafe-news261108
El Informe de Oferta Inmobiliaria de GfK Adimark, correspondiente al tercer trimestre de 2018, reveló que se vendieron 9.411 unidades; 891 se adquirieron cuando todavía no se empezaba a construir el proyecto.

¿Aprovechar el descuento y comprar el departamento en blanco o evitar correr el riesgo? Esa es la pregunta que a muchos se les viene a la cabeza cuando tienen la intención de adquirir una propiedad como inversión o para por fin dejar de arrendar y tener algo propio. El Informe de Oferta Inmobiliaria de GfK Adimark, correspondiente al tercer trimestre de 2018, reveló que se vendieron 9.411 unidades, 12% más en relación al trimestre anterior.

Si se compara con el mismo periodo de 2017, el incremento aumenta a 18,2%. ‘Las ventas en blanco representan casi un 10% del total de las unidades, durante el tercer trimestre de 2018. Para el inversionista es súper atractivo porque lo compra a muy largo plazo y muchas veces puede negociar con la inmobiliaria’, explica Javier Varleta, gerente de estudios Inmobiliarios de GfK. ‘Muchas veces, la compra en blanco tiene que ver con el precio, con las unidades disponibles en el sector, pero también con si se tiene o no el dinero para el pie.

Si este último quiere sacarlo a 30 meses, la cuota será muy chica y negocia con la inmobiliaria ir pagando, por ejemplo, $120.000 mensualmente hasta juntar la totalidad del pie. En definitiva, la decisión de comprar o no en blanco dependerá mucho de cuánto quiero estirar el chicle’, plantea el ejecutivo de GFK. Bajo esta modalidad, el primer trimestre de 2018 se comercializaron 891 unidades; el segundo trimestre, 519; y el tercer trimestre, 954. Sobre los valores transados, el 70% de las unidades vendidas se encuentran bajo las UF 4.000. En promedio, el precio de los departamentos es de 70,7 UF/m2, mientras que el de las casas es de 55,1 UF/m2.

En la venta en blanco se puede conseguir un descuento entre un 5 y 10%, al cual además se suma la plusvalía en caso de proyectos que tienen aumento en precio; es decir, entre que se genera la transacción y la entrega, ya hay un incremento del valor de la propiedad y se suma pagar el pie en cuotas. Si la persona ya tiene un ahorro al pie puede ser una alternativa encontrar una unidad con entrega inmediata porque lo puede usar antes o arrendar inmediatamente’, aclara Nicolás Izquierdo, ingeniero comercial, head of research para Clasificados de Mercado Libre. De acuerdo a Izquierdo, con la compra en blanco se tiene más opciones de elegir el piso y la orientación del inmueble.

En caso de querer bodega y estacionamiento también se puede escoger su numeración. ‘La desventaja es que se está comprando algo sin verlo físicamente y es difícil reemplazar la experiencia de visitar la propiedad que se va a comprar’, destaca Izquierdo. Nicolás Díaz, fundador de Besafe Inversiones, detalla que para aquel consumidor que pretende comprar por primera vez una propiedad, el banco le puede ofrece un 90% del crédito hipotecario.

Por este motivo, si encuentra una unidad con entrega inmediata, cuya inmobiliaria además ofrece un bono para financiar el pie, puede que en ese caso ya no resulte tan conveniente comprar en blanco. Sin embargo, asegura que esta modalidad ‘sigue siendo muy conveniente, porque se consiguen descuentos entre el 5 y 10%’. Además, la inmobiliaria garantiza que todo lo que se colocó de pie se devuelve si quiebra, mediante la póliza de seguro que debe ser contratada por la inmobiliaria o la empresa constructora que vende el bien raíz’, destaca Díaz.

¿En qué fijarse?

Realizan descuentos porque el cliente efectivamente está tomando un riesgo al comprar en blanco: ¿qué pasa si el proyecto no se puede realizar o si entregan un inmueble de una calidad menor a la prometida? Estos problemas se pueden mitigar conociendo la trayectoria de la empresa constructora y los reclamos existentes de clientes.

Además, es necesario revisar detalladamente -ojala con un abogado- cuál es la cobertura de la póliza; por ejemplo, si existen deducibles, es decir, una cantidad que se descontará de la indemnización si no se realiza la entrega’, aconseja Hugo Caneo, abogado y profesor de la Facultad de Economía y Negocios de la Universidad de Chile.

‘Junto con ello si o no asegura la calidad de la propiedad: como los metrajes que se anunciaron que tendrían las habitaciones. El problema es que muchos no lean las pólizas y creen que tienen mayor protección. Por último, la misma compañía de seguro que emite la póliza puede hacer un especie de resumen de ella como certificado de cobertura’, aclara Caneo.

Fuente: LUN

Share with friends   

Written by

Socio, Director Comercial. Más de 19 años de experiencia en emprendimientos y empresas TIC.

Comments 0

Deja un comentario

QUIERO INVERTIR