Blog

Si compra en verde, conviene aceptar las ofertas de las tarjetas de crédito

besafe-news300808
La casa propia es el sueño de muchos y las condiciones crediticias parecen alejarlo más. La normativa exige a los bancos financiar hasta el 80% de la propiedad, así que es necesario contar con plata para el pie.

En este escenario, muchas empresas hoy están brindando alternativas de financiamiento para costear ese 20% para el caso de las viviendas nuevas, pactándolo en 12 o 18 cuotas y sin ningún tipo de interés, siempre y cuando la tarjeta de crédito tenga cupo suficiente para cubrir el monto total de la transacción. La oferta no corre para propiedades usadas.

En verde y en blanco

Catalina Maluk, decana de la Facultad de Economía y Negocios de la U. Central, dice que comprar con 18 cuotas sin intereses es una excelente opción para pagar el pie de proyectos en construcción en verde o en blanco, es decir, con entrega en uno o en dos años.

‘Lo más probable es que cuando el comprador termine de pagar esas cuotas, coincida con la entrega de la propiedad y solicite el crédito hipotecario para financiar el saldo restante’, precisa Rodrigo Makuc, director de finanzas corporativas de Colliers International, señala que dentro de las ventajas de hacerlo bajo esta modalidad es que se pueden aprovechar los beneficios extras que pueden tener las tarjetas de crédito, como por ejemplo, acumular puntos o millas.

Según el Banco Central, para las tarjetas de crédito, la tasa de interés anual promedio de la banca a julio de 2018, fue de 22,15% (1,84 mensual). Para los créditos de consumo, en el mismo periodo, fue de 13,19 (1,09 mensual).

En 18 cheques

Algunas inmobiliarias también reciben cheques. Gerardo Donoso (30) es ingeniero comercial y desde hace un tiempo que está metido en el negocio inmobiliario, pues lo ve como un buen instrumento de ahorro. De hecho, ha comprado varios departamentos y le ha sacado provechosas ganancias. Uno de los primeros departamentos que se compró fue en 2015 y lo hizo cuando estaba en verde. Pactó el pie en 18 cuotas, que fueron pagadas con cheques.

El departamento le costó $90.000.000 y la inmobiliaria le ofreció pagar $9.000.000 en cuotas. El trato se hizo en UF: 3.300 el valor del depto, el pie fue de 330 UF y 18,3 UF cada cuota. Lo que lo tomó de sorpresa fue que al momento de firmar los cheques, valorizados en UF, se fue reajustando el precio, con lo cual tuvo que pagar una diferencia nominal de unos $200.000.

‘Es un pequeño ajuste que uno debe tener consideración’, comenta. ‘Una de las ventajas es que te estás comprando un departamento mucho más barato que cuando esté terminado. Otro beneficio es que mientras más se aleja de la fecha de entrega, más cuotas tienes para el pie’, recuerda. El proyecto lo vendió en 2016 y ganó el 10% de lo invertido.

Fuente: LUN

OFERTA DESTACADA

Share with friends   

Written by

Socio, Director Comercial. Más de 19 años de experiencia en emprendimientos y empresas TIC.

Comments 0

Deja un comentario

QUIERO INVERTIR