Blog

Quiénes son y cuánto ganan los directores de obras municipales, figura que el gobierno quiere modificar

besafe-news-030419
En medio de cuestionamientos a permisos de faenas, los directores de obras municipales han adquirido notoriedad. Por ello, a través de cambios legales, el Ministerio de Economía busca profesionalizar la selección de estos funcionarios y pasar de ser un cargo indefinido a un plazo de seis años. Sin embargo, tales medidas son rechazadas por la Asociación de Directores de Obras de Chile.

Ganan hasta $7 millones al mes, su cargo es de carácter indefinido y salvo en casos excepcionales de sumario, nunca son removidos de su puesto. Los directores de obras municipales (DOM), encargados de revisar y aprobar los proyectos inmobiliarios en cada comuna, han adquirido notoriedad en el último tiempo ante una seguidilla de cuestionamientos a permisos de edificación otorgados a nivel nacional que no respetarían la normativa vigente, escenario que ha servido para discutir su rol.

En medio de inversiones afectadas y la compleja situación que inmobiliarios aseguran tiene en vilo a algunos proyectos del sector producto de las revisiones a permisos, el gobierno ha anunciado que busca hacer modificaciones legales a la forma en que se designan estos funcionarios, además de acotar las duración de los nombramientos a seis años.

Entre los cambios propuestos que fueron incorporados en el proyecto de ley que se ingresó en agosto del año pasado para impulsar la productividad y el emprendimiento y que hoy se discute en la Comisión de Economía del Senado, está que el jefe de la Dirección de Obras Municipales sea elegido a través de un concurso público para lo cual se constituirá un comité de selección que estará integrado por el alcalde, un miembro del consejo de Alta Dirección Pública y secretario Regional Ministerial de Vivienda y Urbanismo de la región respectiva.

Los directores cuentan con autonomía respecto del alcalde y éstos no tienen la facultad para destituirlos. El único método para pedir su remoción es a través de la seremi de Vivienda y Urbanismo, mediante un sumario de la Contraloría. Asimismo, la manera más común de elegir al jefe de esta unidad es a través de la carrera funcionaria de quienes trabajan en dicho departamento. Es decir, cuando el director vigente se jubila o retira, quien asume es el funcionario con más años de antigüedad en esa dependencia o que cumpla con los requisitos mínimos correspondientes.

El Ministerio de Economía, plantea que si bien este sistema constituye un incentivo para los funcionarios, no asegura que el candidato sea el más idóneo para el puesto. Por eso, con estas modificaciones lo que se busca, dicen, es transparentar el proceso de selección de estos funcionarios y profesionalizar su nombramiento.

Negativa

Sin embargo, tales medidas son rechazadas por la Asociación de Directores de Obras de Chile, presidida por Agustín Pérez, actual director de obras municipales de La Florida y funcionario municipal -según Ley de Transparencia- desde 1998. A su juicio, eso cambiaría las reglas del juego, pues indica que los funcionarios de las DOM están haciendo carrera y aspiran a llegar al cargo de director de obras como premio a una larga trayectoria.

Según Ley de Transparencia, en el caso de Las Condes -una de las comunas que ha iniciado procesos de invalidación de permisos-, su directora Rocío Crisosto inició contrato con el municipio en 1994, por varios años fue directora de obras municipales subrogante aunque asumió formalmente este cargo en 2013, mientras que Pamela Ortiz, de la DOM de Vitacura, asumió el cargo en 2014. Al comparar los sueldos brutos de estos funcionarios (febrero 2019) en los municipios de la zona orientes, éstos van desde los $4,7 millones a $10,2 millones.

“El sistema funciona”, sostiene Pérez. “Nosotros durante el 2017 a nivel país entregamos 160 mil permisos, y de esos solamente 257 permisos tuvieron alguna dificultad de tipo legal, es decir, menos del 0,01%. Por lo tanto, la tasa de error es muy baja”, explica. Su preocupación, dice, es que con estos cambios al proceso de selección debilite la labor de la DOM. “Nosotros creemos que aquí se quiere poner a disposición política un cargo técnico. Se busca desacreditar el perfil de director de obras municipales para tener un nuevo sillón en la industria política”, indica.

De acuerdo con la Ley General de Urbanismo y Construcción (LGUC), solo aquellas comunas que tienen más de 40 mil habitantes están obligadas a tener un director de obras de la construcción, como arquitecto, ingeniero civil, constructor civil o ingeniero constructor. Para el resto es suficiente un profesional que haya cursado una carrera de 10 semestres. Del total de 346 comunas, 329 cuentan con una DOM, según cifras actualizadas hasta 2017, y unas 244 están estaban por debajo de este umbral de habitantes.

Fuente: Pulso

OFERTA DE INVERSION EN FONDO INMOBILARIO

Share with friends   

Written by

Socio, Director Comercial. Más de 19 años de experiencia en emprendimientos y empresas TIC.

Comments 0

Deja un comentario

QUIERO INVERTIR